Concurso Escolar del Diario HOY

Edición del grupo LAS 6 FANTÁSTICAS de IES BEMBÉZAR de AZUAGA

Estás en > Grupos > Portada de LAS 6 FANTÁSTICAS Hemeroteca

Dilma Rousseff: "Esto es un golpe de Estado, me acusan de un crimen falso"

13.05.2016 - Lucía Centeno.

Después de que el Senado de Brasil decidiera, prácticamente en la madrugada, dar luz verde al juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. Cardozo, Rousseff ha explicado que se está "intentando alejar del poder a una presidenta legítimamente elegida" en lo que ha definido como "una injusticia histórica". Hay que recordar que tras una sesión maratoniana el Senado de Brasil ha aprobado a primera hora de este jueves el juicio político contra Dilma Rousseff, que ha quedado temporalmente apartada de su cargo. Rousseff está siendo investigada por haber emitido supuestamente decretos presupuestarios sin el visto bueno del Congreso y por haber recurrido a préstamos de los bancos públicos para maquillar las cuentas públicas y recabar apoyos para su Gobierno.

  • Current rating

0 votos

0 comentarios

Después de que el Senado de Brasil decidiera, prácticamente en la madrugada, dar luz verde al juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. Afirma que la aprobación del impeachment es un golpe de Estado: "Me acusan de un crimen falso", ha dicho.

Rousseff ha disuelto su Gobierno después de la decisión adoptada por el Senado, que ha iniciado un juicio político en su contra y la ha suspendido del cargo por 180 días.

La de disolver el Gobierno ha sido una decisión de la propia Rousseff, que no ha sido sustituida como presidenta, simplemente suspendida por un tiempo. Eso supone que no podrá ejercer las funciones del cargo, por lo que será el hasta ahora vicepresidente, Michel Temer, el que ocupará el cargo de presidente en funciones y el que lleve a cabo todas las funciones ejecutivas, incluida la posibilidad de formar un nuevo gobierno.

Rousseff ha valorado lo ocurrido en una rueda de prensa, donde ha criticado el juicio que se ha abierto contra ella. "Lo que está en juego no es mi mandato, lo que está en juego es el respeto a las urnas, a la voluntad soberana del pueblo brasileño y la Constitución", ha dicho a la prensa desde el Palacio de Planalto.

También, ha negado haber cometido los actos corruptos e irregulares de los que se le acusa, y ha responsabilizado a la oposición de querer sacarla del poder pese a que fue elegida democráticamente por más de 50 millones de ciudadanos brasileños. Ha aprovechado también para recordar que es la primera mujer elegida presidenta de Brasil y que, por ello, va a usar todos los recursos legales a su disposición para permanecer en el Gobierno hasta el fin del mandato. "Jamás voy a desistir de la lucha", ha dicho para pedir acto seguido a los brasileños que se movilicen en contra de la sanción impuesta