Concurso Escolar del Diario HOY 2017
Concurso Escolar del Diario HOY 2017

Críticos de Hoy

Colegio Santísima Trinidad

Plasencia

REDACCIÓN: Agustín Torres Fernández, Julia Fuentes Garrido, Elena Pérez Rodríguez, Alejandro Terrón Sánchez, Javier Ibarrondo Díaz, Abel Hernández Lorenzo

Retablo Mayor de la Catedral

Foto Retablo Mayor de la Catedral
Retablo de la catedral, de Gregorio Fernández

Posiblemente el mejor retablo del siglo XVII

Planes

09.05.2017 - Agustín Torres Fernández

  • Current rating

3 votos

0 comentarios

El retablo mayor de la Catedral de Plasencia (Cáceres) es, tal vez, el más importante retablo español de la primera mitad del siglo XVII. Una obra exquisita en la que se combinan la arquitectura, las esculturas, los relieves y altorrelieves y  las obras pictóricas, como las de Francisco Rizzi entre otros.

En noviembre de 1624 Gregorio Fernández se compromete a hacer un inmenso retablo para la catedral de Plasencia. Es el trabajo más complejo que abordó, en unos momentos en los que sus enfermedades ya eran patentes y el cabildo de Plasencia temía que la obra no se terminara. Por esta razón se cambió el proyecto inicial y se incluyeron en el retablo cuatro grandes lienzos del excelente pintor, Francisco Rizzi. 

Aunque es un retablo en sí mismo, es en el fondo una obra también arquitectónica. Del mismo modo, los ensambladores y entalladores tendrían mucha importancia dentro de la fabricación de estas obras, pero también los carpinteros, doradores y policromadores.

Uno de los puntos más importantes de la composición del retablo de la Catedral de Plasencia es su traza, que realizó Alonso de Balbás durante los años 1623-1624. Aunque Alonso de Balbás fue quien diseñó el retablo, finalmente se le encargó a Juan y Cristóbal Velázquez, que siguieron su traza.

Con la escultura pasó algo parecido: primero se habló con Martínez Montañés, pero este estaba en Sevilla? y  finalmente se decantaron por Gregorio Fernández.
La obra duró casi 10 años de ejecución (1624-1634).
Todo el retablo está ricamente dorado y policromado, lo que aumentó el coste de fabricación. El  coste total de la obra fue de 30000 ducados, una cifra disparatada para la época. 
En el primer plano vemos la maravillosa custodia. Es barroca, pero se inspira en las formas escurialenses. Se trata de una custodia con planta centrada, dos cuerpos, una cúpula y un baldaquino, que albergó a la virgen del Sagrario. Lo complementan imágenes en alusión a determinados personajes bíblicos, como Moisés o Aarón.

En la parte inferior podemos ver un sotobanco de mármol que sirve como apoyo y encima de él, el banco, con elementos iconográficos: Evangelistas, Los Padres de la Iglesia Occidental... 

En los tableros centrales hay unos motivos sobre la Pasión de Cristo. Uno de esos cuadros es un modelo en pequeño de pasos procesionales de Gregorio Fernández hechos para la Semana Santa. En el primer cuerpo está Santiago, San Juan Bautista, San Pedro y San Pablo.

El cuerpo superior está dedicado a la Virgen y es de tipo barroco. La Asunción está enmarcada entre San Joaquín y Santa Ana, sus padres. A los lados, San Fulgencio y Santa Florentina, patronos de la diócesis. 
En la parte alta: el Calvario completo; con Cristo, María, San Juan y María Magdalena, todo ello de una gran calidad técnica. A los lados: San José y Santa Teresa de Jesús. Encima, Dios Padre contemplándolo todo. 
Se complementa la parte superior con imágenes de ángeles, muy típico de Gregorio Fernández (San Miguel, San Gabriel, San Uriel y un cuarto por razones de simetría).

También podemos ver escenas de la vida de la Virgen: los desposorios, la presentación en el templo, la huida a Egipto, la Inmaculada? Y en los lunetos, figuras de santos que tienen que ver con instituciones placentinas, pues aquí se trata de representar las devociones del pueblo. Además, se sabe que en Plasencia había un importante monasterio franciscano, de ahí que esté también San Francisco y, como también hay un convento Dominico, del mismo modo está Santo Domingo y Santo Tomás de Aquino y, además San Buenaventura.

En el grupo de la Anunciación de la Virgen Gregorio Fernández actúa como escultor y como pintor a la vez dándole perspectiva a la composición, algo propio de la pintura. Tiene una parte terrenal con San Pedro (izquierda) y Santiago, (derecha), exentas sobre la cornisa, casi voladas y casi fuera del marco que los encuadra. Es algo totalmente anormal, pues antes, durante el Renacimiento, todo, absolutamente todo debía estar correctamente enmarcado y encuadrado. Las figuras paulatinamente se van alejando de bulto redondo: son casi un juego de alto y bajorrelieve. La Virgen placentina está en medio d unas nubes.Se representa a una Virgen "niña", con un pelo y un manto que destacan por sus elementos naturales, realismo y verosimilitud, conseguido con el juego de pliegues y su policromía, en la cual se emplean colores novedosos tales como el azul celeste y la blanca túnica (cabe recordar que antes los colores más usados eran el azul oscuro y el jacinto para la túnica).

Complementa todo ello un Calvario donde podemos ver a Cristo muerto, con su barbilla hundida, los paños acartonados al aire y con una ornamentación pictórica.

Las pinturas de la parte inferior son de Francisco Ricci, y en ellas podemos ver la Anunciación y la Adoración de los pastores, todo ello de mediados del siglo XVII y siguiendo la tipología de la Virgen de Italia. En el cuerpo alto, "La adoración de los Reyes Magos" de Mateo Gallardo y La Circuncisión de Luis Fernández.

La "culpable" de que se hiciese este retablo fue la ?Virgen del Sagrario?, un hito en la escultura medieval española y que siempre recibió culto en la catedral, posiblemente en la cabecera. Toda ella está recubierta de plata y se destinó a un museo. Es el germen de esa gigantesca y costosa obra. Singular, porque en España hay pocas obras recubiertas en plata, lo cual invita a pensar que es un legado de Oriente (Bizancio) que llega a Europa. Hay un mayor naturalismo que en el románico: el niño juega y tiene una ligera sonrisa un tanto forzada. Probablemente fue hecha en León. La recubre una fina capa de plata. Ella misma hace de ?trono de Dios?, hecha para ser vista de frente. El material empleado fue la madera. Es una imagen ligera. Restaurada en varias ocasiones desde el mismo XVII.