Concurso Escolar del Diario HOY 2018
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - Liberbank
Concurso Escolar del Diario HOY 2018

LA ÉLITE DE ARROYO

IES TAMUJAL

Arroyo de San Serván

REDACCIÓN: MARIO RASERO, FERNANDO SOLTERO, ALEJANDRO ORDOÑEZ, LUCÍA ORDOÑEZ, SAMUEL ROSADO, LEANDRO OLMEDO

Donnarumma le regala la Copa a un imponente Buffon

Donnarumma le regala la Copa a un imponente Buffon
Gianluigi Donnarumma se lamenta tras encajar uno de los goles.

Buffon gana la copa

Deportes

10.05.2018 - La ELITE(Leandro)

  • Current rating

0 votos

0 comentarios

No hace ni un año que Donnarumma era uno de los porteros más cotizados del planeta. Rápido de reflejos, buena planta y 19 años, un guardameta moderno. Pero llegaron las ofertas mareantes, los tejemanejes de un tahúr del fútbol como Mino Raiola -su representante- y la estrella se fue apagando. Seguro que no le faltarán propuestas en el futuro, aunque las pocas noches importantes que ha vivido en su carrera han sido para olvidar. En la final de la Copa Italia ante la Juventus le regaló dos goles a su rival, que sirvieron para que los turineses pasarán por encima del Milan con un sonrojante 4-0.

El futuro portero de la selección italiana vivió un segundo tiempo de espanto, mientras a 100 metros de distancia la figura del todavía referente de los palos en este país continuaba creciendo. A estas alturas poco le falta por demostrar a Gianluigi Buffon, pero si de algo sirvió el partido fue para dar la enésima lección a quienes llegarán después. Sobrio, seguro e implacable.

El capitán juventino puso un candado en su portería para levantar un nuevo título. Era la quinta Copa de Italia para él, que no disputaba una final de este torneo desde hacía 21 años con el Parma. Sabiendo que será la última, su entrenador, Massimilliano Allegri, no dio esta vez la alternativa a su suplente y quiso que el encargado de levantar el trofeo fuese protagonista sobre el campo.

A quien sí dejó en el banquillo el técnico juventino fue a Higuaín. Y sin él en el campo, tampoco se veía a Dybala Douglas Costa. Un cabezazo de Mandzukic a las manos de Donnarumma fue lo único de la Juve en el primer tiempo. Mientras que las apariciones desde segunda línea de los rossoneri llevaban más peligro al área rival. A Bonaventura se le escaparon por poco sendos balones desde la frontal y Buffon se encargó de sacar una a Cutrone y otra a Suso. El mayor espectáculo lo puso, sin embargo, el técnico milanista, Gennaro Gattuso, cuando salió al área contraria para llevarse a los suyos, que reclamaban que el árbitro pitara el final del primer tiempo tras una falta clarísima de Benatia en la frontal que quedó inexplicablemente impune.

La fantasía de Dybala

El Milan ofreció algo en la primera mitad tras una falsa salida en tromba de la Juve que sólo duró cinco minutos. Pero a la salida de vestuarios la historia fue la inversa. La Juve apareció, con la diferencia de que cuando golpea generalmente se lleva el premio. Avisó dos veces Dybala. Y tras una volea del argentino, Benatia marcó a la salida de un córner. El Milan protestó falta de Asamoah, pero el contacto fue leve y el balón ya se había colado en su portería.

Otra jugada de fantasía de Dybala, que Donnaruma sacó como pudo, fue de nuevo preludio del gol y del inicio de la pesadilla para el portero milanista. Primero puso las manos muy blandas ante un disparo de Douglas Costa desde la frontal, que terminó entrando, y más tarde dejó el balón muerto para que Benatia anotara su segundo tanto en otro saque de esquina. En esta ocasión, el joven arquero no pudo ni protestar la falta. Minutos más tarde, con los nervios instalados en el área de los rossoneri, fue Kalinic el encargado de marcar en propia portería de nuevo en un córner.

Dybala, que pudo marcar desde el centro del campo, salió ovacionado del Estadio Olímpico de Roma. Hubo tiempo incluso para homenajear con unos minutos al eterno Marchisio, que también concluirá este año su etapa en el conjunto turinés. Pero el indudable protagonista fue Buffon, quien siguió imponiendo su liderazgo desde el campo. Al final levantó la decimotercera Copa de Italia de la Juventus, que con la Liga ya en el bolsillo, conseguirá su cuarto doblete consecutivo. Todo un récord en la historia del fútbol europeo.