Concurso Escolar del Diario HOY 2018
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - Liberbank
Concurso Escolar del Diario HOY 2018

The Newspaper

Colegio El Tomillar

Badajoz

REDACCIÓN: Jaime Rubiano Lebrusan, Javier Píriz González, Iñaki Ganuza López, Pablo González Rodríguez, Pedro Serrano Suárez de Venegas, Fernando Mena Abreu

'La revolución de la familia, clave del siglo XXI'

Foto 'La revolución de la familia, clave del siglo XXI'
Raúl Sánchez. CEDIDA

Raúl Sánchez es el director de la Federación Española de Familias Numerosas. También es fundador y primer director del Instituto de Estudios Superiores de la Familia de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y del Observatorio de Políticas Familiares de esa universidad.

11.05.2018 - THE NEWSPAPER. BADAJOZ

  • Current rating

6 votos

0 comentarios

Agradecemos a d. Raúl Sánchez que haya atendido a nuestras preguntas. Después de dar con él a través de Twitter, nos quiso enviar las respuestas a través de mail. Raúl Sánchez Flores es Director Ejecutivo de la Associació de Famílies Nombroses de Catalunya (FANOC), Secretario General de la European Large Families Confederation (ELFAC) y Director de Relaciones Internacionales, Estrategia, Proyectos, Formación y Estudios en la Federación Española de Familias Numerosas. También fundador y primer director del Instituto de Estudios Superiores de la Familia de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y del Observatorio de Políticas Familiares de esa universidad. Está convencido de que la familia es la gran revolución del siglo XXI.

P. ¿Por qué decidió dedicarse a impulsar políticas familiares a favor de las Familias Numerosas? 

R. Fue algo un poco casual, comencé ayudando a unos amigos que pusieron en marcha una asociación de familias numerosas en Cataluña. Cuando comenzó a crecer mucho me pidieron dar el paso y me convertí en el primer profesional en España en trabajar en este campo. Descubrí que había una Federación Española que agrupó las asociaciones de este colectivo en los años 1970, y que estaba aún funcionando, aunque muy inactiva. Enseguida se ilusionaron al ver que había alguien con dedicación profesional y me pidieron dirigir también la Federación Española. Desde aquel momento han pasado ahora casi 20 años, y aquí seguimos.

P. De su dilatada trayectoria en el cargo, ¿qué logros destacaría? 

R. El primero ver a tantas familias numerosas unidas en tantas asociaciones que agrupamos, luchando de modo efectivo contra su discriminación y para que se reconozcan sus derechos y su aportación al bienestar y al progreso del país. En cuanto a proyectos, han sido varios que han ido creciendo uno detrás de otro: El plan + Familia de ofertas y descuentos con empresas; la puesta en marcha del Certificado de Empresa Familiarmente Responsable, para lo que constituimos la Fundación Más Familia; los Congresos y Salones Nacionales de Familias Numerosas, así como las Jornadas anuales de formación para profesionales, voluntarios y directivos de asociaciones; el Sello de Turismo Familiar; el carnet digital de asociado o al web app que integra todas las ayudas y ofertas existentes en España. Y por supuesto, los avances arrancados del Gobierno, como la nueva ley de familias numerosas en 2003 (sustituyendo una ¡de 1971!), el bono social de la luz, las bonificaciones fiscales en el IRPF, el complemento de pensión para las madres, la gratuidad de pasaportes o DNI para familias numerosas, la ampliación del título de familia numerosa hasta el último hijo, o la obligatoriedad de realizar un informe de impacto familiar en todas las leyes, por citar las más destacadas.

P. ¿Por qué siendo tan necesarios los nacimientos en España, parece que ningún gobierno local, regional o nacional realiza reformas eficaces para promoverla? 

R. Porque dar la vida significa tener esperanza en el futuro, y más en concreto, porque todo el sistema de bienestar que tenemos se basa en el reemplazo de unas generaciones por otras. Como llevamos ya más de 30 años sin reemplazo generacional vamos hacia un mayor empobrecimiento y un país envejecido, sin dinamismo y con una economía cada vez más en declive. Cuesta mucho que los gobiernos a distintos niveles apuesten de forma efectiva, primero porque lo ven como un gasto, y no como realmente es: la mejor inversión que podemos hacer. Y segundo, porque los resultados de las políticas para favorecer tener los hijos deseados llegan siempre a medio y largo plazo, y tristemente parece que solo interesa lo que se pueda vender antes de los cuatro años, cuando lleguen las próximas elecciones.

P. ¿Cuántas Familias Numerosas hay en España? ¿Cómo se coordinan las diferentes asociaciones de cada Comunidad Autónoma? 

R. Actualmente en España hay algo más de 600.000 familias en posesión del título oficial de familia numerosa, a las que hay que sumar los hogares que tienen tres o más hijos viviendo y dependiendo de los padres pasados los 21 años, que con la crisis han crecido mucho. Así que diría que en España hay actualmente en torno a un millón de hogares en los que viven tres o más hijos. Como España es un país descentralizado, el reto es precisamente esa coordinación. Por ejemplo, no pudimos aprobar la gratuidad de los medicamentos para las familias numerosas porque las bases de datos de familias con el título que lo acredita lo lleva cada Comunidad Autónoma y no están comunicados entre sí. Por tanto, no se podían introducir en el software que usan para los beneficiarios sociales (en cambio, sí los jubilados o los desempleados, por ejemplo, que dependen de la Seguridad Social). Es bueno que cada territorio se adapte a sus necesidades, pero como se ve hemos de avanzar mucho en coordinación si queremos políticas eficaces, que funcionen.

P. ¿Qué empresas dan más ayudas o concesiones a las Familias Numerosas? 

R. Gracias a la labor de la Federación de Familias Numerosas cada vez más sectores económicos ofrecen ventajas a las familias numerosas. No sabría destacar ninguno en especial, porque siempre tenemos promociones de uno u otro. Y buscamos ofertas tanto en las grandes empresas como en la pequeña peluquería o carnicería del barrio, que también se usan, y mucho. Hay que tener en cuenta que el consumo de las familias numerosas es siempre mayor, no hay más que pensar en la bolsa de la compra en el supermercado, o la necesidad de un coche o una casa grande. Y por tanto también a las empresas les interesa fidelizarlos como clientes. 

P. ¿De qué países podríamos aprender o tomar nota los españoles en cuanto a promoción y ayuda a las familias con hijos? 

R. Si queremos poner un ejemplo me fijaría un Francia, un país que es líder de natalidad en Europa. La clave está en que tienen unas medidas de apoyo a las familias que son generosas y estables; aunque cambien los gobiernos, las medidas se mantienen, y llevan con ellas muchísimos años, por lo que la gente tiene confianza. Además, han creado una cultura que ve de modo favorable la familia y tener hijos, a todos los niveles. Lo que llamaríamos un país amigable con la familia. Aquí nos llaman algunas mamás y cuando nos dicen que han tenido el tercer hijo y le respondemos que muchas felicidades, que enhorabuena, se ponen a llorar, diciendo: "sois los primeros que me lo decís, en la empresa me amenazan con echarme, en el ayuntamiento me ponen mil trabas para informarme de las ayudas... etc.". Ahí tenemos mucho trabajo que hacer.

P. ¿Por qué la llama en su perfil 'la revolución de la familia, clave del siglo XXI'?

R. En la primera mitad del siglo XX la mujer estaba ausente del modelo social; la dimensión femenina era ignorada e incluso despreciada. Y llegó la revolución feminista, de tal modo que hoy nadie discute la igualdad entre hombre y mujer en derechos y participación social. En la segunda mitad del siglo pasado era el respeto al medio ambiente el que no existía, y se desarrolló el movimiento ecológico, una verdadera revolución. Hoy a ningún empresario se le ocurre contaminar ríos, y seleccionamos los residuos para su reciclaje. Ahora, al inicio del siglo XXI es la familia, la dimensión familiar de las personas, la que está ausente de nuestro modelo social, con todas las graves consecuencias que conocemos. En mi opinión, esta será la revolución de este nuevo siglo, si no queremos, como con la ecología, exponernos a la progresiva desaparición de la humanidad, como ya está sucediendo con la población de muchos países, por no hablar de sus consecuencias a nivel personal y afectivo. Esa será la clave de este siglo XXI.

Muchas gracias.