Edición del grupo Diario joven de IES LUis de MOrales de Arroyo de la Luz

Estás en > Grupos > Portada de Diario joven

El pasado que vive en el presente

Enrique Moradiellos, uno de nuestros investigadores más prestigiosos, habla con nosotros

30.04.2015 - José Pedro

41 votos

Comentarios  15

  1. ¿Por qué se hizo historiador?

Recuerdo que la Historia siempre me gustó durante mis años de escolar en Oviedo, quizá porque me encantaba visitar la catedral gótica y los monumentos del prerrománico, entrar en la cueva prehistórica de Tito Bustillo y cosas parecidas. Pero creo que mi afición se estimuló porque soy hijo de la transición política de la dictadura franquista a la democracia (tenía 14 años cuando falleció el general Franco), con sus dosis de entusiasmo por un tiempo nuevo y de conciencia de que las cosas pueden cambiarse y se cambian por razones varias y complejas. Vivir aquella época te hacía ver lo importante que era el pasado para definir cómo tenía que ser el futuro. Hay que recordar que la transición política estimuló muchísimo el interés histórico de la población, tanto la adulta que había tenido cercenado el acceso al pasado inmediato por razón de la censura franquista, como de la población joven que nos adentrábamos por vez primera en el conocimiento de ese pasado (sobre todo del eje República - Guerra Civil - Franquismo). Recuerdo perfectamente la emoción de descubrir lo que había sido el exilio de 1939, incluso conociendo a exiliados que volvían al país; la emoción de conocer nombres prohibidos y escuchar su voz (asistí a un mitin de La Pasionaria en Asturias en 1977); el goce de leer por vea primera y sin censura los diarios de Azaña, la poesía política de Alberti o Miguel Hernández; el acto de afirmación que era descubrir el Guernica de Picasso y pretender que lo entendíamos y disfrutábamos. En fin. Todo lo que está asociado a un nuevo mundo que amanece a la par que se desvanecía el viejo mundo. Sinceramente, no me explico como historiador sin la fortuna de haber vivido aquel momento histórico de transición política que era también el corolario final de una previa transición sociológica y cultural muy intensa y previa.

  1. ¿Qué aprendió en sus años en la Universidad de Londres? ¿Son muy diferentes las universidades en España y en el Reino Unido?

Los cuatro años y medio que pasé en la Universidad de Londres, entre 1987 y 1992, fueron decisivos en mi formación. Ante todo porque la ciudad y su universidad eran un foco de novedades, iniciativas y actividades frenéticas y muy estimulantes. Además, porque mi director de investigación, el profesor Paul Preston, era un verdadero genio como maestro e historiador, siempre trabajando, estimulando, enseñando y apoyando a sus discípulos. Por otra parte, la vida académica en Gran Bretaña era entonces (ahora ya no tanto) bastante diferente a la de España: la relación alumno-profesor era más directa e intensa (en Londres, el promedio de alumnos por profesor entonces era inferior a 10), los métodos docentes eran mucho más participativos (había más seminarios de prácticas que lecciones magistrales), y los recursos disponibles eran impresionantes (yo descubrí allí lo que era el correo electrónico: no lo había visto ni oído en mi vida hasta aquellos años). En suma, era una fuente de contrastes con mi experiencia como alumno en la Universidad de Oviedo y, desde luego, era una escuela de formación diferente, más activa y más gratificante. Aparte de todo esto, hay que recordar que en aquellos años cayó el Muro de Berlín y se desplomó el bloque soviético en toda Europa. Nadie lo pensaba y lo imprevisto sucedió. Estos acontecimientos fueron claves para mi generación y, desde luego, para mí, viviéndolos en directo y desde aquella capital europea. Aquello cambió perspectivas de análisis, parámetros de visión.

  1. ¿Por qué se decidió a estudiar la Guerra Civil?

La guerra del 36-39 es el acontecimiento histórico crucial de la historia española contemporánea. El más importante porque cataliza todas las tensiones y conflictos de la sociedad española que se habían ido generando en las décadas y años previos. Y el más transcendente porque dio origen a una dictadura surgida de la guerra que duraría casi 40 años y perpetuó la división entre vencedores y vencidos todo ese tiempo. Además, desde un punto de vista internacional, la guerra tuvo una dimensión europea y mundial crucial y decisiva: movilizó a la opinión pública de muchos países que vivieron la contienda como asunto casi propio y decisivo. Un pequeño dato muestra este impacto internacional del conflicto que puso a España en el centro de atención mundial durante tres años sangrientos: no menos de 35.000 personas de más de 50 países tomaron parte en la guerra al lado de la República en el seno de las Brigadas Internacionales; y 80.000 soldados italianos, 19.000 soldados alemanes y quizá 10.000 soldados portugueses combatieron al lado de las tropas de Franco en unidades propias o en la Legión. Por todo esto, la guerra civil es un asunto histórico del máximo grado de importancia y su conocimiento científico una demanda social y una exigencia intelectual. Y personalmente es un reto apasionante.

  1. ¿Cree que aún es necesario seguir estudiando ese período de nuestra historia o es mejor pasar página y mirar hacia adelante?

El conocimiento de un fenómeno de tanta transcendencia para nuestra vida como sociedad nunca está de más, nunca sobra. Más bien, falta conocimiento preciso, riguroso, exacto y no partidista. En España todavía hay muchos mitos interesados y falaces sobre lo que fue la guerra, sus causas, sus perfiles, sus consecuencias de todo orden. Y eso es un riesgo, además de una carencia. Hay que tener en cuenta que la Historia es el pasado que vive en el presente, a veces con mayor conciencia o menor conciencia por parte de los ciudadanos. Yo recordaría aquí la frase de Borges: ?La historia no es un frígido museo, sino la trampa secreta de la que estamos hechos: el tiempo. En el hoy están los ayeres?. Yo diría que en la vida, como en la conducción, para circular bien por la carretera hay que echar miradas al espejo retrovisor muy a menudo. Eso significa mirar al pasado: ver mejor lo que tenemos delante y lo que está al porvenir. Yo diría que en la vida, como en la conducción, para circular bien por la carretera hay que echar miradas al espejo retrovisor muy a menudo. Eso significa mirar al pasado: ver mejor lo que tenemos delante y lo que está al porvenir.

  1. ¿Cuál es su personaje histórico favorito? ¿Y qué hecho histórico le hubiera gustado cambiar?

Primero una cláusula de reserva muy importante: No soy muy dado a la mitomanía, a esa tendencia comprensible pero peligrosa de elevar a figuras humanas a la categoría de semi-dioses, carentes de mácula o imperfección. Pero hay dos figuras que estarían lo más cerca de lo que yo pudiera considerar un héroe histórico, con sus luces y sombras, como cualquier hombre. El primero es español y es admirable por su entereza ante la adversidad y la difamación, como hombre derrotado y vencido pero no humillado: el doctor Juan Negrín, médico y fisiólogo de ideología socialista que tuvo la pesada carga de ser el jefe del gobierno de la República durante la mayor parte de la guerra civil. El segundo es británico y es también admirable por lo mismo, aunque acabó triunfando y recibiendo los honores del vencedor: el político y estadista Winston Churchill, que fue el jefe del gobierno británico que resistió el empuje arrollador de la Alemania de Hitler y acabó formando parte de la coalición internacional que derrotó al fascismo en Europa y el mundo. Los dos personajes, además, tomaron parte en los dos fenómenos que me hubiera gustado poder evitar y anular. El primero: la guerra civil española, una espantosa tragedia fratricida que costó la vida a medio millón de personas, como mínimo, y llevó al exilio a otro medio millón aproximadamente. El segundo: la Segunda Guerra Mundial, que conllevó un sufrimiento inenarrable para todos los que la vivieron y causó la muerte de más de 60 millones de jóvenes movilizados y civiles indefensos, aparte de heridos, mutilados, desquiciados, etc.

  1. ¿Cómo acabó en Extremadura?

En realidad, por pura casualidad, si soy plenamente sincero. La vida te lleva por derroteros inesperados y yo siempre he sido muy viajero y muy abierto al mundo, como casi todos los asturianos, me atrevo a decir. Aunque nací en Oviedo y estudié allí con sumo placer, siempre me atrajo la aventura del viaje al exterior a conocer otros mundos, otras gentes y otros lugares. Por eso, en cuanto pude, me fui a completar mi formación a Londres porque me atraía su ritmo vital, su calidad educativa, incluso la melodía del idioma inglés. Después volví a residir en Madrid durante trece años porque allí estaba mi familia, mi mujer y allí nació mi única hija. Y acabé viviendo en Extremadura, ya desde hace diez años, porque aquí encontré un lugar para trabajar muy digno, muy atractivo y sumamente grato en el plano personal. Vivo en una ciudad cuyo casco histórico es casi inigualable en toda Europa por su belleza y riqueza. Y vivo en una provincia que es un parque natural casi intocado y virgen. No creo que se pueda pedir más cuando uno se ha cansado de la congestión del tráfico urbano y de la deshumanización de la vida metropolitana. Además, mutatis mutandis, Cáceres me recuerda mucho al Oviedo de mi infancia. Y la infancia es la patria más querida para muchos.

Comentarios (15)

1

Rosa | 30-04-2015 04:25

Muy bien chicos, enhorabuena

2

Javier Lancho | 16-04-2015 01:18

Una noticia muy interesante

3

Jose Luis Suarez Cuesta | 15-04-2015 07:00

El Dr. Moradiellos., siempre es fuente de SABIDURIA.-

4

rafa | 14-04-2015 10:33

Entrevista muy buena con una genial redaccion

5

Mari Luz | 14-04-2015 10:23

Me ha parecidi muy interesante. El trabajo de equipo excelente.

6

GLORIA | 14-04-2015 09:34

Entrevista estupenda!!! Muy bien trabajo equipo!!

7

Rosa | 14-04-2015 09:08

Estupenda entrevista!!! Chicos muy bien, seguid asi!!!

8

Sebas | 14-04-2015 06:51

Dan ganas de estudiar historia y todo

9

ana | 13-04-2015 08:38

A mí me dio clase, y es un excelente profesor

10

juanjo | 13-04-2015 08:33

No le conocía pero me ha gustado mucho

11

julia | 13-04-2015 07:38

Guau! Increible entrevista chicos! Seguid así

12

raquel | 13-04-2015 04:25

Muy buen trabajo

13

Jose Maria | 13-04-2015 04:11

Muy interesante. Buen trabajo

14

Lucía | 13-04-2015 03:52

Muy biennnnnn!!!!

15

alicee | 13-04-2015 03:01

Buenisima entrevista???

Comenta esta noticia

Nombre

E-mail

Comentario

Fin del periodo de
participación


GANADORES 2015


Diario Joven
PRIMER PREMIO
Grupo Diario Joven del instituto Luis de Morales de Arroyo de la Luz.
Ver Portada >

El Pioco
SEGUNDO PREMIO
Grupo El Pioco del instituto Maestro Juan Calero de Monesterio.
Ver Portada >


Periodistas del siglo XXI
TECER PREMIO
Grupo Periodistas del siglo XXI del colegio Santísima Trinidad de Plasencia.
Ver Portada >

El Pioco
MEJOR CONTENIDO MULTIMEDIA
Grupo El Pioco del instituto Maestro Juan Calero de Monesterio.
Ver Portada >

Sales Journalist
MEJOR ENTREVISTA
Grupo Sales Journalist del colegio Salesiano María Auxiliadora de Mérida.
Ver Portada >

Jamema
MEJOR REPORTAJE
Grupo Jamema del colegio Ramón Izquierdo Salesianos de Badajoz.
Ver Portada >


GALA 2015 EN VÍDEO


GALA 2015 EN FOTOS

BECA INGLÉS


Ya puedes acceder a la beca de 1 mes gratis de inglés online con diploma de nivel. Colabora EF Education First.
Acceder >