Concurso Escolar del Diario HOY 2019
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - Liberbank
Concurso Escolar del Diario HOY 2019

La Banda de Aragoa

IES Ágora

Cáceres

REDACCIÓN: Alberto Blázquez Gutiérrez, Javier Rojo Fernández, Natalia Márquez Blanco, Jara Caballero Guerra, María Figueredo Soto, Lucía Gil Padilla

Algo bueno ha ocurrido en la Antártida.

Algo bueno ha ocurrido en la Antártida.

Un nuevo método permite pronósticos más precisos del impacto del deshielo para el futuro.

30.04.2019 - María Figueredo

  • Current rating

0 votos

0 comentarios

El hielo de la Antártida se derrite seis veces máa rápido que en 1980. Solo los glaciares de Groenlandia han provocado un aumento de 13,7 milímetros del nivel del mar en los últimos 45 años. Sin embargo, los pronósticos para los próximos siglos no son tan malos como lo esperado.

El aumento medio del nivel del mar suele deberse a la expansión del agua del mar a medida que se calienta o cuando el agua de los glaciares se derrite. El deshielo de la Antártida es el responsable del 20 o 25% de dicha crecida. Con esta situación, los científicos no dejan de idear modelos numéricos para hacer previsiones cada vez más concretas para los próximos años y siglos. 

"A diferencia de la mayoría de muchos modelos actuales, hemos incluido en las mediciones procesos sólidos de la Tierra, como el rebote elástico de la roca bajo el hielo y el impacto de los cambios en el nivel del mar muy cerca de la capa de hielo", indica Eric Larour, uno de los autores de un nuevo estudio. Los nuevos modelos, que utilizan una resolución más amplia, pronostican que hacia 2350 la fusión de la capa de hielo y su contribución correspondiente al aumento del nivel del mar será aproximadamente un 29% menos de lo que las proyecciones anteriores habían indicado.

En lo que sí coinciden es en las previsiones para los próximos 100 años; "Alrededor del año 2250, algunos de estos procesos sólidos de la Tierra comenzarán a compensar la fusión de la capa de hielo y el consiguiente aumento del mar".

El estudio no quiere quitarle gravedad al asunto, pero sí destaca la posibilidad de medir de forma más precisa su impacto.