Concurso Escolar del Diario HOY 2019
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - Liberbank
Concurso Escolar del Diario HOY 2019

La Banda de Aragoa

IES Ágora

Cáceres

REDACCIÓN: Alberto Blázquez Gutiérrez, Javier Rojo Fernández, Natalia Márquez Blanco, Jara Caballero Guerra, María Figueredo Soto, Lucía Gil Padilla

Madrid, una región partida en dos

Madrid, una región partida en dos

La desigualdad marca las elecciones en la región y la ciudad

12.05.2019 - Lucia Gil

  • Current rating

0 votos

0 comentarios

Al final del paseo de la Castellana, que divide Madrid en dos, 300 operarios se afanan en construir en tiempo récord la torre Caleido, un rascacielos de 36 alturas y 181 metros que costará más de 300 millones de euros. El ulular del viento que azota el poderoso corazón financiero de la capital amortigua el ruido de las sirenas que anuncia a las ambulancias del cercano hospital de La Paz, reconocido como el mejor de España pese a sus instalaciones envejecidas y a la crónica saturación de su servicio de urgencias. Unos metros más abajo, siguiendo la avenida de Monforte de Lemos, tres personas invierten casi todas las mañanas de sus fines de semana en vender en la calle productos de temporada: cantan las virtudes de sus ajos, cebollas y melones en las inmediaciones del centro comercial de La Vaguada. A la puerta de las elecciones del 26 de mayo, la convivencia de esas realidades recuerda que no todos los pasajeros han logrado subirse al tren en la Comunidad de Madrid, la locomotora económica de España.

?Aquí ninguno dice: ?no llego a fin de mes, no puedo pagarles el colegio a los niños?. De eso estamos separados por una barrera invisible?, dice el consultor en una de las grandes compañías que ocupan las cuatro torres de la Castellana, símbolo del Madrid pujante, que por las mañanas se convierte en un hervidero de jóvenes trajeados. ?Mucha gente nos percibe como yuppies, pero nada más lejos de la realidad?, asegura. ?Los sueldos son malos, pero trabajar en una de las cuatro grandes consultoras te permite tener un contrato indefinido recién salido de la carrera?, describe este joven de 27 años, que cobra alrededor de 1.500 euros al mes. ?Luego, te vas quemando. En época de auditorías hay mucho estrés. Tensión. La gente está cansada, nerviosa, con los clientes apretando?, añade este ingeniero, que ha conseguido emanciparse. ?En enero me mudé a Chamberí con un amigo. Son 60 metros cuadrados. Pagamos 1.000 euros mensuales de alquiler. Lo que piden en el centro de Madrid es una locura?, dice.