Concurso Escolar del Diario HOY 2019
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - Liberbank
Concurso Escolar del Diario HOY 2019

La Crew

Colegio La Asunción

Cáceres

REDACCIÓN: Natalia Menea Vehera, Carla Álvarez Polo, José Antonio Pinto Bermejo, Paula Pitarch de Felipe, Brenda Pardo Martín

Aumenta la tensión racial en EEUU provocando una oleada de crímenes de odio

Aumenta la tensión racial en EEUU provocando una oleada de crímenes de odio
Vigilia con velas tras el ataque a la sinagoga de Poway.

La tensión contra determinadas minorías es una olla a presión que va sufriendo explosiones aisladas que acaban en tragedia

30.04.2019 - natalia menea

  • Current rating

1 voto

0 comentarios

Un muerto que había cometido el delito de ser judío; una niña de trece años en coma por el no menos inimaginable crimen de parecer musulmana; seis heridos, de nuevo por ser hebreos o tener aspecto de seguidores de la fe de Mahoma; dos detenidos por llevar a cabo esos ataques, y un tercero que dirigía una organización que había secuestrado a cientos de inmigrantes ilegales y ahora estaba planeando atentar contra líderes políticos y empresariales.Ése es el saldo de la tensión racial, religiosa, y política en Estados Unidos en apenas nueve días. Es cierto que, si se quiere poner en contexto todos esos incidentes, hay que tener en cuenta que se reparten por un país que es literalmente más del doble de grande que toda la Unión Europea, y que tiene casi tanta población como la eurozona.

Es decir,no se trata de que en la Primera Potencia Mundial la gente se haya lanzado a una cascada de pogromos (anti-judíos),limpieza étnica de musulmanes.

Imagen relacionada

*foto* Se trata del incendio de una sinagoga por grupos nazis y pogromos(antijudíos) en el año 1951.

Y tampoco es un problema exclusivo de Estados Unidos, como prueba el hecho de que ayer los católicos de Sri Lanka tuvieran que seguir la misa por televisión porque las iglesias del país siguen cerradas tras la matanza de 253 fieles en una oleada de atentados salvajes perpetrada por fundamentalistas musulmanes vinculados al Estado Islámico el domingo de la semana pasada. Pero sí está claro que la tensión contra determinadas minorías es una olla a presión que va sufriendo explosiones aisladas que acaban en tragedia.

Muchos culpan de esta situación al clima político. Como declaró el sábado el presidente del Congreso Judío de Estados Unidos, Jack Rosen, "ataques como éstos no suceden en medio del vacío". Rosen emitió ese comunicado apenas unas horas después de que Lori Gilbert-Keye, de 60 años, fuera asesinada en la sinagoga Chabad, en el pueblo de Poway, muy cerca de la ciudad de San Diego, en el sur de California, cuando John T. Earnest entró abriendo fuego a los fieles que celebraban el final de la Pascua judía. Earnest, que está detenido, es también sospechoso de haber pegado fuego a la mezquita de Dar-ul-Arqam, en la vecina localidad de Escondido. Otras tres personas fueron heridas en el atentado.

El papel de Internet en ese crimen parece incuestionable. Earnest dejó un manifiesto online inspirado en el de Brenton Harrison Tarrant, el ultraderechista que asesinó a 50 musulmanes en una mezquita en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, el mes pasado. El asesino de Poway también quiso retransmitir su crimen en directo por Facebook, pero cometió el error de poner esa red social en modo 'privado'. Eso, unido al hecho de que "solo" asesinó a una persona indefensa, le ha servido de escarnio en foros ultras de internet, que, increíblemente, siguen sin ser cerrados ni monitorizados. "Solo se anotó uno"; "buenas intenciones, pero el chaval la jodió"; "¿No hubo retransmisión en directo? Menuda mierda"; "Hasta un negro lo hubiera hecho mejor", son algunos de los comentarios que estaban colgados en la foto de internet horas después del asesinato de Gilbert-Keye.

Y justo el sábado de la semana pasada, las autoridades habían arrestado a Larry Mitchell Hopkins, el autoproclamado "comandante" de la milicia Patriotas Constitucionales Unidos, que ha sido acusado de "arrestar" -una manera educada de decir "secuestrar"- a cientos de personas que habían llegado a la frontera de EEUU con México pidiendo asilo político. Hopkins ha sido acusado también de planear, desde su base en el estado de Nuevo México, atentados contra el ex presidente Barack Obama la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, y el financiero y filántropo George Soros. Este último es, precisamente, el blanco de numerosos ataques por parte de populistas en todo el mundo, desde seguidores de Donald Trump hasta los líderes de Vox, Santiago Abascal y Javier Ortega-Smith, pasando por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que se ha referido a él como "el famoso judío húngaro George Soros".

 Todos estos incidentes llegan,además, cuando la vida política estadounidense ha vuelto a quedar marcada por el debate acerca del presunto racismo y antijudaísmo de los seguidores de Donald Trump.

Resultado de imagen de trump en un discurso

El presidente tiene una retórica ultranacionalista que da alas a quienes creen que todos los que no sean blancos cristianos no son verdaderos estadounidenses, y menos aún en el caso de una comunidad como la judía, que, está dispersa por todo el mundo.