Concurso Escolar del Diario HOY 2020
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - LiberbankHyundai Maven e Hijos
Concurso Escolar del Diario HOY 2020

Hasta el último detalle

Colegio "La Asunción"

Cáceres

REDACCIÓN: Paloma González, Clara García-Montoto, Natalia Calzada, Teresa Utrabo, Irene Ramos, llll

El síndrome de la cabaña

El síndrome de la cabaña
Con paciencia todo se supera.

Cada uno lo afronta a su manera

22.05.2020 - Natalia Calzada Soto

  • Current rating

15 votos

0 comentarios

Hace ya más de un mes que vivimos encerrados en nuestros hogares, esperando cada día a que anuncien en los telediarios que no hay más perdidas. Hace poco que empezamos la desescalada sin embargo no todos estamos tan contentos con ella. Todavía hay mucha gente enclaustrada en sus casas y se niegan a salir.

Recuerdo que cuando todo empezó no podía ni imaginarme pasar una semana entera encerrada y supongo que como a mí, a mucha más gente esto le chocó, sin embargo, una vez me acostumbré pareció ser hasta más fácil la vida así. Hay muchas personas hoy en día que se niegan a mantener contacto con el exterior debido al largo periodo de confinamiento que llevamos recorrido. En términos de psicología a esto se le llama síndrome de la cabaña.

No hay que alarmarse por eso y menos agobiarse por ver a todo el mundo en la calle mientras tú estás a gusto en tu casa, porque es completamente normal. Trata de apoyarte en amigos o familiares que te ayuden a encontrar fuerzas para salir de casa y regresar a tu antigua vida. En problema radica cuando las personas que padecen este síndrome niegan con rotundidad la salida, pues les parece excesivamente peligroso o lo ven una pérdida de tiempo. Pues dentro de nuestros hogares sabemos exactamente lo que nos vamos a encontrar sin embargo fuera es un riesgo continuo. La incertidumbre es algo que da miedo por la falta de conocimiento de la misma.

Esta adaptación a la situación es comprensible. Lo normal es convivir con este síndrome durante dos o tres semanas, puede empezar a ser preocupante cuando el periodo de readaptación se alarga a meses. Estamos viviendo un gran cambio, sin embargo, no hay que dejarse llevar por la comodidad. Para restarle importancia he de decir que no es una patología, más bien se trata de un resultado adaptativo. Pero es importante que no pasemos del miedo preventivo al miedo paralizante. Las personas con más tendencia a esto me aventuraría a decir que son las más aisladas, como los mayores alejados un poco de ese vínculo social o las personas más solitarias. El posible confort de quedarte dentro de casa puede llegar a superar al que nos brindarían algunas cosas que ocurrieran saliendo. Y esto sería un claro síntoma.

Temer esto no nos lleva a ningún lado, lo mejor sería ir intentándolo progresivamente pues si lo hiciéramos bruscamente no serviría de nada. Para esto aferrarnos a cosas placenteras que nos otorgue la salida sería sin duda la mejor medicina. Y sobre todo evitar la envidia social presente en redes sociales. Pues todas son mentira y la mayoría lo afrontamos a nuestra manera, compararnos con alguien solo nos hará daño.