Concurso Escolar del Diario HOY 2020
Diario HOY Endesa Fundación Caja Extremadura - LiberbankHyundai Maven e Hijos
Concurso Escolar del Diario HOY 2020

No adolecemos

IES EMÉRITA AUGUSTA

Mérida

REDACCIÓN: Eva Corcobado, Alfonso Cumplido, Amanda Ramírez, Raquel Escribano, Celia Jiménez, Pablo Alcón

Los libros más vendidos en la cuarentena.

Los libros más vendidos en la cuarentena.

En esta cuarentena todos hemos estado aburridos, sin poder salir de casa. ¿Y qué mejor que adentrarse en un libro para poder viajar a otros lugares, aunque no sea físicamente? Estos son algunos de los libros más vendidos durante la cuarentena.

17.05.2020 - Celia Jiménez Angoña

  • Current rating
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

0 votos

0 comentarios

El momento dramático que vivimos también tiene caprichos cómicos. En la editorial La Esfera de los Libros cuentan que los títulos más vendidos de su catálogo durante los dos meses de confinamiento son de dos autores que se llevan cruzando muchos años en otros terrenos. Uno no tiene nada de sorprendente: es la Memoria del comunismo de Federico Jiménez Losantos, estrenó su trigésima edición durante la cuarentena y, pese a que es un libro grande y caro, es probablemente el más vendido en la historia del sello. Lo curioso es que el otro best seller del momento de La Esfera es La España en la que creo, de Alfonso Guerra, un libro con un año largo de antigüedad que ha dado con sus lectores en la primavera del coronavirus. ¿Por qué? Quién sabe.

Si se pregunta en las editoriales por los libros que ha vendido bien durante los últimos dos meses, hay algunas historias parecidas de títulos que han dado con la tecla inesperadamente: " Le llamé corbata, de Milena Michiko Flasar, es un libro que pasó discretamente hace unos años y ahora ha resurgido porque trata del fenómeno de los hikikomori, los chicos que voluntariamente se encierran en su habitación durante años en Japón. También está de moda el tema judío, por Unorthodox: hemos vendido bien libros de Etgar Keret, Amos Oz, Batya Gur...", explican en la editorial Siruela. "De todas formas, con quien estamos arrasando es con Irene Vallejo. ¡Hemos reeditado en pleno confinamiento! Y también siguen yendo bien Domingo Villar y la saga de los Cazalet".

Si vamos a las cifras verdaderamente grandes hay más sorpresas. Según La Casa del Libro, los tres novelistas que más han vendido durante estos dos meses son Javier Castillo (La chica de nieve, Suma de Letras), Juan Gómez Jurado (Reina roja, editada por Suma de Letras) y Elisabet Benavent (Un cuento perfecto, Ediciones B). O sea: dos thrillers y una muestra del llamado chick-lit y tres autores unidos por otro capricho: los tres son españoles y debutaron en la autoedición a principios de la pasada década. En la categoría de la no ficción, la lista la encabeza el inevitable Hariri (Sapiens, en Debate), Tote King (Bunker, editado por Blackie Books) y la ya mencionada Irene Vallejo (El infinito en un junco, Siruela).

Más casos de éxito: "A corazón abierto, de Elvira Lindo se ha vendido muy bien estos últimos meses", explican en Seix Barral. "Lo que más vendemos, y de forma muy destacada, es la novela de Almudena GrandesLa madre de Frankenstein", cuentan en Tusquets. En el grupo Penguin Random House (que edita a Castillo, Gómez Jurado y Benavent, los autores del podio) destacan Tierra, de Eloy Moreno, El destino de los héroes, de Chufo Lloréns y La villa de las telas, de Anne Jacobs. En Anagrama tienen cuatro libros de mujeres en su lista: Canto jo i la muntanya balla, de Irene Solà, Lectura fácil de Cristina Morales, Pequeñas mujeres rojas de Marta Sanz y Nuestra parte de noche de Mariana Enriquez. Y en el mercado infantil, la editorial SM destaca cuatro libros: ¿Puedo mirar tu pañal?, de Guido van Genechten; Animales del mundo (Varios autores); Laa aventuras del capitán Calzoncillos, de Dav Pilkey y El pollo Pepe, de Nick Denchfield. Más: en Galaxia Gutenberg, el campeón indiscutido es Theodor Kallifatides (por El asedio de Troya y Otra vida por vivir) seguido de un clásico muy apropiado para el momentoBiografía del silencio, de Pablo d'Ors. Y en Planeta cuentan que "estamos vendiendo muy bien los dos de Posteguillo, (Y Julia retó a los dioses y Yo, Julia), Terra alta de Javier Cercas, Un perfecto caballero de Pilar Eyre, Alegría de Manuel Vilas y Nunca fuimos héroes de Fernando Benzo. Y de no ficción destaca, sin duda, El poder de confiar en ti, de Curro Cañete".

Las editoriales del Grupo Planeta son la principal fuente de Nubico, la plataforma de lectura que, entre otros servicios, ofrece una biblioteca digital de préstamos ilimitados a sus suscriptores. Al principio de la crisis, los representantes de Nubico anunciaron que sus clientes habían incrementado en un 50% su tiempo de uso. ¿Sus preferidos? Tierra alta, de Javier Cercas; El último verano de Silvia Blanch, de Lorena Franco; La cara norte del corazón, de Dolores Redondo; La psicóloga, de Helene Flood; y Tampoco pido tanto, de Megan Maxwell. Todos los títulos están editados por sellos del grupo.

¿Y los clásicos? "Lo que se ha vendido en este periodo ha ido cambiando, explican en el sello Alianza Editorial. "Conforme avanzaban las semanas, se ha vendido más fondo de colección y menos novedades. ¿Una explicación? Al cerrar las librerías el flujo de novedades quedó interrumpido... De nuestro fondo, El guardián entre el centeno ha sido el título más demandado, también porque se lanzó la edición digital del título en esos días... De las novedades, títulos que traían una inercia favorable de los meses anteriores, han continuado vendiéndose, caso de la biografía de Galdós: Benito Pérez Galdós: vida obra y compromiso, de Francisco Cánovas, el ensayo de Maalouf, El naufragio de las civilizacionesLa ladrona de fruta, de Handke y un grande de la fantasía, Un poco de odio de Joe Abercrombie...

Sólo falta preguntar a editoriales independientes: "Nuestro libro más vendido es La gran fortuna, de Olivia Manning, un novela que salió una semana antes de empezar el confinamiento", explica Luis Solano, editor de Libros del Asteroide. "También nos ha ido bien con Algo en lo que creer, de Nickolas Butler que había salido en enero. Y han funcionado dos libros de fondo que hemos vuelto a promocionar porque nos parecía que podrían iluminar este tiempo de confinamiento: El tiempo regalado, un ensayo sobre la espera de Andrea Köhler y Sigo aquí de Maggie O'Farrell, en el que habla, entre otras cosas, de un año de convalecencia postrada en la cama".

Enrique Redel, editor de Impedimenta, también tiene un favorito de la crisis: "Hay un libro nuestro que está funcionando de modo inesperado, inasequible al desaliento. Es El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, de Tatiana Tibuleac. Ha ido agotando ediciones a marchas forzadas. Ya se vendía muy bien antes, ha crecido boca a boca... Pero nos sorprende que haya aguantado inusualmente bien esta cuarentena. Las ventas totales andan por los 14.000 ejemplares, 3.000 de ellos en plena pandemia".

La sensación es que los dos meses de confinamiento severo han sido muy malos para las empresas editoras pero un poco mejores de lo que se calculaba. "Yo lo esperaba mucho peor. Pensaba que abril y un mayo iban a quedarse en blanco en ventas. Las ventas están siendo mucho menores de lo que sería normal, pero por lo menos hay vida", cuenta Redel.

Su colega Juan Casamayor, de Páginas de Espuma, le da la razón: "Las cifras son complicadísimas, eso no se puede obviar. Pero no se ha dado el vacío absoluto que esperábamos. La gente ha reaccionado a los estímulos que enviabamos. El descenso es enorme, pero no tan crítico como creíamos". Casamayor nombra sus best sellers de la pandemia: Anatomía sensible. de Andrés Neuman; Pelea de gallos, de María Fernanda Ampuero; Siete casas vacías de Samanta Schweblin; y Agitación de Jorge Freire.

comenta esta noticia